viernes, 18 de abril de 2008

Una persona, un millón de personas

Me gusta ver a la gente y tratar de descifrar que es lo que hay realmente atrás de las risas, de las sonrisas, de las palabras, de las respuestas automáticas. Cuando uno mira un rato a alguien, hay veces en que, por un instante, se logra vislumbrar -por alguna pequeñísima grieta, por rajaduras hechas por el tiempo o por un descuido- algo de la luz de la persona en sí misma. Es decir, ¿cómo actuaríamos si no hubiese nadie alrededor? ¿Por qué, para qué, para quién aparentar algo que queremos ser pero no somos?
.
Aunque las personas, tal cual se muestran al mundo, no dejan de ser dignas de ser miradas tanto como si estuvieras mirando un cuadro de Van Gogh, o mucho más aún. Ver a la gente y suponer (tratar de entender) que cada uno es un universo particular. Uno sale a la calle, camina y no se detiene a pensar en lo increíble que significa que cada uno es un mundo en sí mismo, y lo sencillo que es poder conectar 2, 3 o más de esos mundos en algún momento.
.
Hace poco leí esto, de Hermann Hesse, que me dejó pensando sobre todo esto:
"[...] Cada hombre no es solamente él; también es el punto único y especial, en todo caso importante y curioso, donde, una vez y nunca más, se cruzan los fenómenos del mundo de una manera singular. Por eso la historia de cada hombre, mientras viva y cumpla la voluntad de la naturaleza, es admirable y digna de toda atención."

5 comentarios:

Patricia dijo...

Por curiosidad, en que libro de H.H. leiste eso?
Yo tambien he tenido siempre la inquietud de poder conocer "el universo particular" de las otras personas,

Jose Cronopio dijo...

Esta en Demian, en la primera parte. No leia ese libro hacia un huevo de tiempo, y es tan bueno o mejor que lo que recordaba.

peregrino dijo...

Buena frase y el Demian es un tremendo libro, pero eso de las circunstancias no es restringido a HH un filósofo decía que "uno es uno y sus circunstancias".

Interesanste ver pasar a las personas.

Nos leemos.

Jose Cronopio dijo...

Si, Hesse es lo maximo, y Demian tambien. Claro que no está restringido a Hesse, pero ya que estaba leyendo el libro, se me ocurrió postearlo.

La náufraga dijo...

hum, a veces a mi se me revuelve el estóGAmo, tantas personas. Recuerdas una tira de Mafalda en la que no sé quien creía que el mar era una sopa y las personas fideos?
jaja. en fin. buen día
atte.
un fideo más.